Get Adobe Flash player

Productos

×

Advertencia

Asigne el componente Virtuemart a un elemento del menú

Badfinger: la crónica más triste de la industria musical

La historia de Badfinger es uno de las crónicas más tristes acontecidas en la historia de la industria musical: soplaban vientos favorables para la banda, vientos que se tornaron tempestad, tempestad que condujo a dos de sus cuatro miembros a quitarse la vida debido a las penurias económicas que sufrieron.

Los cuatro veinteañeros lo tenían todo para triunfar y de hecho triunfaron… Badfinger fue el primer grupo fichado por Apple Records, la discográfica de Los Beatles. Tras el fichaje los medios señalaron a Badfinger como los -Nuevos Beatles- incluso los propios ex-Beatles, que ya se habían separado, mantenían esa opinión. ¡No eran meros imitadores, eran buenos, muy buenos!

Hacia el final de los años 60 Pete Ham (guitarra, piano y voz), Joey Molland (guitarra, teclados y voz), Tom Evans (bajo, voz) y Mike Gibbins (batería) residían en Swansea, Gales. En noviembre de 1969 fundaron la genial y desgraciada banda BADFINGER. Desgraciada puesto que la cruel industria musical, los aplastó sin compasión, hundió en la miseria a cuatro cándidos y confiados jóvenes. Pete Ham hizo ricos a otros, pero tras siete años de su debut discográfico nunca llegó a tener ni una libra en el bolsillo y lo que sí tuvo fue un trágico final. Ham era el modelo de artista romántico, una persona sensible ingenua y confiada que vivía en su mundo interior.

Todo iba a pedir de boca, en 1970 grabaron su primer álbum con Apple Records “Magic Christian Music”, álbum que contenía un tema “Come And Get It” que el mismo Paul McCartney había escrito para ellos.

En su segundo disco crearon su obra maestra “No dice” ya con plena libertad artística y acceso a todos los recursos de que disponían Los Beatles. Un álbum prácticamente a la altura de los mismos Beatles. “No dice” contenía cortes como “Without You” y sobre todo “No matter what”, compuestos por Pete Ham el líder del grupo

El tercer Larga Duración de la banda “Straight up” obtuvo nuevos éxitos y ya los Badfinger hicieron su primera gira por los Estados Unidos. Además George Harrison les contrató para su primer disco en solitario (que fue Nº1 en ventas) y John Lennon invitó a algunos de los Badfinger para la grabación del legendario Imagine.

En aquel tiempo Harry Nilsson versionó “Without you” que se convirtió en un éxito mundial; se vendían millones de discos de la versión y esto para los galeses podía suponer un pastizal en concepto de derechos de autor.

Ya eran estrellas del rock y las hundió un maquiavélico manager.

Resulta que Los Badfinger no tenían ni una libra. Los cuatro jóvenes, en su candidez, estaban tan encantados de poder grabar discos y tocar con sus ídolos que no se habían preocupado por las sustanciosas ganancias que deberían haber estado recibiendo.

¿Dónde estaban los royalties de Without you? Esto lo sabía muy bien Stan Polley, el manager de Badfinger, que se ocupó de que ninguno de los músicos viera un céntimo. No contento con apropiarse de todo el dinero Polley se las arregló para apartarlos de los ex-Beatles e hizo que abandonasen Apple Records para fihar por Warner Brothers

El nuevo disco, “Badfinger” a secas, no resultó especialmente bueno y  su lanzamiento coincidió con el último LP que habían grabado para Apple, titulado “Ass”. Cayeron las ventas de ambos discos y el posicionamiento de sus canciones en las listas de éxitos.

El líder Pete Ham, empezó a ver clara la situación y anunció que abandonaba Badfinger. Así Warner Brothers, dijo que sin él no seguirían trabajando con el  grupo. Por lealtad a sus compañeros Pete Ham cedió y más tarde esta terrible decisión le costaría la vida. Así Los Badfinger  grabaron otro disco, “Wish you were here”, que a la postre sería uno de sus mejores álbumes.

A la sazón la Warner demandó al manager Stan Polley por su oscuras maniobras y su infausta gestión del dinero de Badfinger, además retiró de la venta “Wish you were here” justo cuando acababa de ser lanzado. Polley huyo a EEUU, sencillamente desapareció con todas las ganancias de la banda y Los Badfinger apenas podían sobrevivir.

Pete Ham el líder de la banda quien había escrito Without You, empezó a venirse abajo, era tal su frustración que se apagaba cigarrillos en los brazos, no podía pagar su casa y estaba al borde del desahucio, no pudo más y el 23 de abril de 1974 tres días antes de cumplir 28 años, y se colgó en el garaje de su casa.

El resto de la banda siguió en activo entre 1979 y 1981 para grabar un par de discos de poco éxito. Fueron surgiendo disputas entre Tom Evans y el guitarra Joey Molland que siguieron cada uno por su lado. Ambos seguían con el nombre de Badfinger y terminaron en los tribunales. Ganó el pleito Joey Molland que se quedó con el nombre. Entre tanto Tom Evans empezó a cobrar derechos de autor que le correspondían como coautor de “Without you”, pero los miembros de Badfinger habían hecho un pacto verbal en el que acordaron que todos recibirían la misma cantidad en concepto de royalties, fueran compositores o no. Ahora todos querían su parte del pastel y fueron a los tribunales.

Evans tuvo que disolver su Badfinger y dejó colgada una gira que no podía llevar a cabo. El promotor le reclamó pérdidas por valor de miles de dólares y Evans no podía afrontar esa demanda, así que podía ser encarcelado y su casa podía ser embargada. Tom Evans totalmente hundido siguió el camino de Pete Ham,  ahorcándose en un árbol del jardín de su casa.

Irónicamente en los años 90, Mariah Carey volvió a convertir Without you en un éxito mundial.

 

 

 

Compartir

Siganos en